La positiva experiencia que ha dejado hasta ahora la ejecución de obras de menor cuantía con las Juntas de Acción Comunal en el departamento, obligan a la mandataria Marcela Amaya a la consecución de más recursos para continuar con este programa de Convenios Solidarios.

Luego del recorrido de parques biosaludables que hiciera por diferentes barrios de Villavicencio en los que constató cómo la plata ejecutada por las comunidades rinde más, la Gobernadora les anunció a los presidentes de juntas que este año tiene la tarea de salir a buscar más recursos para involucrar a más JAC y desarrollar incluso otro tipo de obras como construcción de pequeñas vías.

“Este era un trabajo en el que muy pocos creían pero logramos sacarlo adelante. De más de 1.400 Juntas Comunales solo 97 en el departamento cumplieron los requisitos. Tenemos que empoderar a la comunidad ahora para que cuiden estas obras y yo quedo con la tarea de buscar más recursos para poder ampliar este programa a otras juntas”, anunció Marcela Amaya.

Estos 97 Convenios Solidarios, en los que se invierten 3.200 millones de pesos y que es un programa piloto que se adelanta desde el año pasado, han generado en todo el Meta más de 480 empleos directos.

Fernando Bulla, gerente de Juntas de Acción Comunal de la Gobernación, dijo que la experiencia es positiva y agradable pues los beneficiados son los niños y las personas de la tercera edad que ahora tienen espacios para reunirse a jugar, hablar y hacer ejercicio, restableciendo así ese tejido social que a veces se pierde entre vecinos por falta de lugares.

“Este año 2018 ya hemos hecho la invitación para la segunda jornada e invitamos a todas las Juntas del Meta a que hagan presencia y participen una vez terminen la Ley de Garantías”, dijo el funcionario.