En la sexta versión del Premio Valor Compartido que entrega la Cámara de Comercio de Bogotá, Bancamía recibió el mayor reconocimiento en la categoría Nuevos Productos y Servicios, por poner en marcha el programa MeBA, (Microfinanzas para la Adaptación basada en Ecosistemas), que ejecuta con el producto Crediverde Adaptación, a través del cual la entidad acompaña a los pequeños productores agropecuarios a poner en marcha medidas de adaptación al cambio climático que ayudan a mitigar fenómenos como sequías, inundaciones, excesos de lluvias, incendios y daños en los suelos, entre otros.

Bancamía fue seleccionado por la implementación de un programa que desde la estrategia de negocio y a través de la innovación, crea nuevos productos y atiende nuevos mercados, aportando a la solución de una necesidad social y ambiental como son los fenómenos naturales causados por el cambio climático. Así lo describió la Cámara de Comercio de Bogotá en la comunicación en la que anunció al banco como ganador de la categoría mencionada.

Por sexto año consecutivo, la Cámara de Comercio de Bogotá entregó este Premio que convocó a las organizaciones que tienen el doble propósito de mejorar las condiciones sociales, ambientales o económicas de una población específica relacionada con la misma empresa y a la vez generar utilidades por dicha actividad.  

Desde 2011, Bancamía se vinculó al proyecto Microfinanzas para la Adaptación basada en Ecosistemas (MEbA), implementado por ONU MedioAmbiente y financiado por el Gobierno Alemán a través de la Iniciativa Internacional del Clima(IKI), con el fin de incrementar la capacidad de financiación de los pequeños agricultores hacia este tipo de medidas.  

Con el producto Crediverde Adaptación, el banco brinda asesoría y facilita la financiación para que los microempresarios rurales puedan instalar medidas como riego por goteo, biodigestores, reservorios de agua, huertas caseras, lombricomposta, abonos orgánicos e invernaderos, entre otras.

Con la idea de fortalecer el programa, ONU Medio Ambiente, el Colegio ICAM (Instituto de Ciencias Agroindustriales y del Medio Ambiente) y Bancamía firmaron un convenio para poner en marcha una ‘Finca Demostrativa’ en las instalaciones del Colegio, ubicado en Ubaté (Cundinamarca), en la cual se instalaron 11 medidas de adaptación al cambio climático que han servido para brindar asistencia técnica a los pequeños productores de la región, en pro de aumentar sus capacidades para superar situaciones de riesgo en el manejo de adversidades.

«Desde Bancamía entendimos que no podemos ser ajenos a las realidades ambientales que hoy vivimos y con el programa MeBA nos convertimos en actores clave para acompañar a los microempresarios rurales en su camino al progreso, entregándoles herramientas para que los efectos del clima no deterioren su calidad de vida ni su desarrollo productivo, porque es allí en el campo colombiano donde más se ahonda la pobreza», afirma Miguel Ángel Charria Liévano, presidente ejecutivo de la entidad.

En la actualidad, con el producto Crediverde Adaptación el banco ha entregado 1.600 créditos por cerca de $4.000 millones a pequeños productores agropecuarios de zonas como Chaparral (Tolima), Ubaté (Cundinamarca), Planeta Rica (Córdoba) y Pamplona (Norte de Santander).