El alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa Rozo, le solicitó al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, apoyo para seguir trabajando y beneficiando integralmente a las miles de víctimas del conflicto armado residentes en la capital del Meta.

Durante su breve paso ayer (domingo) por Villavicencio para luego desplazarse hasta el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Buenavista, en el municipio de Mesetas (Meta), el mandatario municipal le expresó a Guterres en una reunión informal que se llevó a cabo en el aeropuerto Vanguardia, sus inquietudes con respecto al desarrollo de programas integrales de apoyo a las víctimas.

El alcalde Barbosa Rozo le puso de manifiesto al Secretario General de la ONU, la importancia de Villavicencio como una ciudad estratégica en la recepción y atención de esta población, que de acuerdo con el más reciente registro de la Unidad Nacional para las Víctimas ya supera las 98.800 personas, cifra que se incrementará con la puesta en funcionamiento en los próximos días del Centro Regional de Atención a Víctimas (CRAV), en el cual se atenderá a las víctimas no solo del departamento del Meta, sino también de Arauca, Casanare y Vichada.

El mandatario villavicense se mostró expectante por el apoyo que se pueda fortalecer por parte de la ONU, con el fin de desarrollar satisfactoriamente proyectos integrales con las víctimas y que esperan encontrar un mejor futuro para sus familias en esta ciudad.

Así mismo, manifestó que espera que Villavicencio pueda hacer parte de la implementación de una iniciativa de buenas prácticas para el desarrollo de proyectos en el posconflicto en el territorio del departamento del Meta.

En su visita a Villavicencio y al ETCR en el municipio de Mesetas, António Guterres estuvo acompañado por el Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo; el Alto Comisionado para la Paz, Rodrigo Rivera; la embajadora de Colombia ante la ONU, María Emma Mejía; y la gobernadora del Meta, Marcela Amaya.