Un completo plan operativo, coordinado con la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional, la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes), los agentes y reguladores de tránsito de la ciudad, estableció la Secretaría de Movilidad de Villavicencio con motivo de la reapertura del paso por el km 58 de la carretera Bogotá – Villavicencio, para vehículos de carga que superen las 3.7 toneladas, de acuerdo con la decisión tomada por el Gobierno Nacional.

De acuerdo con Wilson Suárez Casallas, secretario de Movilidad del municipio, este plan operativo evitará que los conductores de vehículos de carga pesada, bloqueen el acceso al barrio Llanolindo y el cruce de Altagracia, al igual que el sector del parque Los Fundadores. Para ellos serán ubicados agentes que no permitirán el parqueo de vehículos en estos puntos.

“La idea es que no se genere congestión vehicular en el sector, pues seguramente muchos conductores de carga pesada, así como vehículos particulares y de transporte público intermunicipal, querrán hacer uso de la vía, así el paso sea solo para camiones”, añadió Suárez Casallas.

Según las directrices del Ministerio de Transporte y de acuerdo a los resultados de la medida, se evaluará habilitar el tránsito de vehículos de transporte público de pasajeros y particulares pero luego de varias semanas después.

Se tiene previsto, de acuerdo con el comunicado oficial del Ministerio de Transporte, que a partir de las 10:00 de la mañana de hoy martes, se inicie el tránsito de vehículos de carga pesada por la vía, que completó más de tres meses cerrada.