En Colombia, según cifras del El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en el 2018, se registró un índice del 27% de pobreza monetaria en el país, lo que corresponde a 13.073.000 colombianos en esta situación. Es por esto que, cada vez más empresas colombianas desarrollan y ejecutan programas enfocados por el cuidado y bienestar de sus comunidades circundantes, con el fin de brindar nuevas oportunidades a estas personas. Este es el caso de Carvajal Pulpa y Papel, empresa del sector papelero, que creó hace 28 años la Fundación Propal, para trabajar y coordinar conjuntamente programas de autogestionamiento que busca el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes, pertenecientes a la zona de influencia de sus plantas papeleras ubicadas en Yumbo (Valle del Cauca) y Guachené (Cauca).

“Somos conscientes de la importancia de generar desarrollo y un mejor futuro para la gente, y particularmente para las comunidades vecinas. Por esto, a través de la Fundación Propal, ofrecemos a sus habitantes, programas en las áreas de la salud, la educación con énfasis en la primera infancia y la generación de ingresos. Es evidente, que nuestra decisión de trabajar en esta región obedece a las condiciones socio-económicas presentes en estos municipios, y a la gran cantidad de necesidades básicas insatisfechas de sus habitantes” Comentó Eduardo Posada, Director de la Fundación Propal.

Adicionalmente, en 2018 Propal compró servicios a diferentes microempresarios de municipios cercanos por cerca de $5,900 millones, dinamizando así la economía y el bienestar de la región. Este modelo de negocios inclusivos que se desarrolla en la comunidad de El Guabal del municipio de Guachené – Cauca, ha permitido capacitar a la población en diferentes campos, así como fomentar el empleo formal; siendo ellos, contratados para que presenten servicios en áreas como metalmecánica y soldadura, electricidad, pintura industrial, aseo y jardinería, entre otros.

Otra de las iniciativas de Carvajal Pulpa y Papel, es el trabajo y compromiso por el cuidado del agua, por esto, desde hace más de 20 años, la empresa viene trabajando por la preservación de la cuenca del Rio Palo a través de Corpopalo; así mismo desde la producción, se ha implementado y realizado la reconversión tecnológica, con el fin de tener equipos más eficientes que permiten reducir los aspectos ambientales más allá de las exigencias legales. 

En este sentido, Propal ha desarrollado su propuesta de valor en torno a la fabricación de papeles a partir de bagazo de caña, un residuo agro industrial que queda del proceso de producción de azúcar, permitiendo de esta manera a que la empresa innove con productos sostenibles como lo son: papeles, cartulinas y cuadernos libres de químicos blanqueadores, bajo el sello Earth Pact. Adicional, al no emplear blanqueadores para la elaboración de estos productos, se utiliza un 13.5% menos en consumo de energía, 8.4% menos consumo de vapor y 9.3% menos consumo de agua, esto, en relación con 1 tonelada de papel blanco.

“Estos productos sostenibles han permitido incursionar en nuevos negocios y mercados donde se valora este tipo de productos. Por ejemplo, actualmente más del 30% de nuestras ventas van a otros mercados de exportación. Adicionalmente, la línea Earth Pact viene trayendo un crecimiento a doble digito gracias a sus atributos únicos.” Agregó Juan Pablo Molina, Presidente de Carvajal Pulpa y Papel.