Jaime Jiménez Garavito, gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), dijo que pese a las vicisitudes afrontadas como consecuencia de las emergencias más graves que se han registrado en la historia, los servicios y atención que se prestan a los usuarios y suscriptores se mantuvieron siempre en el nivel requerido.

“Ante esas contingencias la calidad del servicio nunca cayó por debajo de un punto en el Índice de Riego de la Calidad del Agua (IRCA) que es el que mide la calidad del líquido, además que se incrementó la cantidad de usuarios en materia de acueducto y alcantarillado durante esta administración, al igual que la cantidad de redes de expansión de ambos servicios y en especial del manejo de las aguas lluvias, aumentaron significativamente”, sostuvo.     

De acuerdo con los cuadros estadísticos e históricos de la dependencia, en 2016 la empresa recibió el índice de riesgo de la calidad del agua en un 0,38 por ciento y a septiembre del año en curso está en el 0,29 por ciento, lo que significa que en la administración Unidos Podemos, la EAAV ha reducido esos riesgos, generando confiabilidad en la comunidad porque cada día se mejora la calidad del agua para el consumo de los cerca de 123.000 usuarios legalmente afiliados a la entidad.

“Según el IRCA, las caracterí­sticas básicas para la potabilidad del líquido están basadas en el color aparente y turbiedad,  datos que indican cómo es su potabilidad y calidad en general para el consumo humano”, culminó el gerente.