El alto tribunal tumbó la norma vigente desde 1989, que obligaba a que los hijos lleven primero el apellido de sus padres y luego el de sus madres.

La decisión se aplicó con efectos diferidos, por lo cual solo quedará en firme a partir del 2022 o antes, si el Congreso legisla de manera rápida la determinación adoptada por la Corte y la introduce dentro del ordenamiento jurídico.

Por su parte, la determinación fue adoptada con una votación de 8-1 al interior de la sala, la cual acogió la ponencia del magistrado Alberto Rojas Ríos.






http://platform.twitter.com/widgets.js!function(e,n,t){var o,c=e.getElementsByTagName(n)[0];e.getElementById(t)||(o=e.createElement(n),o.id=t,o.src=»http://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v3.2″,c.parentNode.insertBefore(o,c))}(document,»script»,»facebook-jssdk»);(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = ‘https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js#xfbml=1&version=v2.11&appId=1158761637505872’;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));