El Viceministro de Vivienda, Víctor Saavedra se reunió en la capital del Cesar con el Alcalde de Valledupar y los presidentes de las Juntas de Acción Comunal de los barrios Francisco Javier y Villa Consuelo, para dar fin a la problemática que vive la comunidad desde hace varios años.

Luego de un estudio técnico y de resolver inquietudes de los representantes de las comunidades, el funcionario explicó que en los barrios Francisco Javier y Villa Consuelo, se tiene previsto realizar la conexión a servicios públicos durante este y el próximo mes de tal forma que en noviembre esté listo el proceso de legalización y los barrios puedan ser incluidos en el proyecto que presentará la Alcaldía a través de regalías para entregar los mejoramientos en el primer semestre del 2020.  «Hoy nos reunimos con la comunidad para garantizar el cumplimiento de 70 nuevos mejoramientos en los barrios Francisco Javier y Villa Consuelo. Estos mejoramientos se harán de aquí al primer semestre del año 2020», manifestó Saavedra.

«El barrio requiere en este momento un proceso de legalización, disponibilidad de servicios públicos y la mesa de trabajo de hoy fue para contarle a la comunidad como se está avanzando en estos temas» agregó el Viceministro.

Por su parte, los presidentes de las JAC se mostraron agradecidos con el Gobierno Nacional y la Administración Municipal por permitirles dar fin a una problemática que vienen padeciendo. «Esto es algo muy importante lo recibimos con gran gratitud debido a que se han hecho unos compromisos y la comunidad tiene la certeza de que va a tener su legalización y sus subsidios de mejoramiento de vivienda” dijo José Atensio, presidente de la JAC del barrio Francisco Javier.

De igual manera, el representante de la cartera aseguró que ya hay una hoja de ruta para empezar con las intervenciones de los mejoramientos de vivienda del programa Casa Digna Vida Digna que beneficiará a un total de 700 personas de Valledupar. “En total se invertirán $7 mil millones de pesos para mejorar la calidad de vida de estas familias, el Ministerio aportará $3.500 millones y el municipio $3.500 millones.  La buena noticia es que hoy adjudicamos los procesos de contratación de obra e interventoría para los primeros 350 mejoramientos”, puntualizó Saavedra.

Para los primeros 350 mejoramientos, el Ministerio de Vivienda ya postuló 224 beneficiarios en los barrios: el páramo, Mayales aeropuerto y Nuevo Milenio.

“Este programa está dirigido a las familias del país que no necesitan una vivienda nueva, sino que necesitan mejorar la que tienen.  Muchas familias colombianas viven en condiciones de marginación y lo que estamos haciendo es dignificar sus casas según las necesidades de cada hogar”, concluyó el Viceministro.