La gobernadora Marcela Amaya; el alcalde local, Víctor Bravo; el director del Instituto de Turismo del Meta (ITM), Gustavo Jiménez, y monseñor Óscar Urbina, arzobispo de Villavicencio, encabezaron la ceremonia oficial de entrega de la Torre Mirador Matapalo, obra que llega para enriquecer el inventario de la Ruta del Amanecer Llanero.

“Estamos muy contentos y muy agradecidos con Dios y con todos estos hombres y mujeres que hicieron realidad tener esta infraestructura que le dará un cambio al turismo en el departamento porque dividen en dos la historia de la región del río Meta”, señaló la mandataria llanera.

Ahora la tarea, según lo expresó la Gobernadora es que todos se enamoren de esta obra y así se puede empezar a vender a todo Colombia, e incluso a nivel internacional por su magnitud y el paisaje que desde allí se puede observar.

Agregó que, para Puerto López, la obra se podrá convertir en un antes y un después, porque será un sitio turístico obligado para todos lo que lleguen al Meta. “La Torre Mirador Matapalo es una realidad”, enfatizó.

La presentación estuvo dirigida para los operadores turísticos y periodistas del departamento quienes expresaron las bondades de la obra y la recuperación de la economía y el turismo para este municipio.

Luis Alejandro Pacanchique, gerente de Parque Avestruz, señaló que desde ya se imagina la creación de alianzas entre la Torre Mirador Matapalo y las empresas de la zona para atraer a más visitantes. “Se beneficiarán los artesanos, comerciantes y la comunidad general de Puerto López”, agregó.