Aunque desde hace varios días la tubería, materiales y equipos se encuentran cerca a los sitios de la emergencia del sistema de acueducto, estos no se han podido movilizar hacia los puntos ‘El Castrillo’ y ‘Carlos Julio’ para iniciar las labores de reparación, porque las lluvias permanentes y el notable incremento del caudal del río Guatiquía lo ha impedido.

“Infortunadamente las condiciones del tiempo no han permitido llegar al sitio exacto de los daños con la maquinaria y los equipos de termo fusión para iniciar los trabajos pertinentes y las excavaciones a que haya lugar, aunque se han registrado dos o tres días de intenso sol, pero no han sido suficientes para que el nivel del afluente se reduzca y poder pasar la tubería y demás elementos”, manifestó el Gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), Jaime Jiménez Garavito.

Pese a esos inconvenientes, el personal de operarios e ingenieros de la EAAV está pendiente en el sector para aprovechar la oportunidad que se pueda presentar para hacer dicho traslado a los sitios que ya están plenamente identificados.

“Recordemos que se subieron 113 tubos de polietileno de alta densidad, cada uno de 32 pulgadas de diámetro y se debe realizar el proceso de termo fusión, por medio del cual se ejecuta la soldadura de la misma, aparte que este tipo de tubería es de alta resistencia y calidad, que no se consigue en cualquier ferretería porque hay que ordenar su fabricación y por fortuna se pudo conseguir”, agregó el Gerente.

Frente a todos los inconvenientes presentados, los técnicos y operarios de la entidad siguen esperando que mejoren las condiciones y el comportamiento del río Guatiquía para poder desplazarse con dichos equipos a los puntos mencionados y ejecutar, tanto las labores mecánicas como de soldadura y unión de los tubos, para de esta manera restablecer el funcionamiento del sistema desde la bocatoma de Quebrada La Honda.