El Instituto Global de Crecimiento Verde (GGGI -por sus siglas en inglés) socializó en Villavicencio la ‘Evaluación de potencial de crecimiento verde para el departamento del Meta’, que es una herramienta para priorizar aquellos aspectos del desarrollo económico de una región o país que requirieren mayor atención, con el fin de atraer ese crecimiento económico en condiciones de sustentabilidad e inclusión social.

Carolina Jaramillo, representante para Colombia del Instituto, señaló que el documento socializado en desarrollo del foro departamental ‘Retos y oportunidades frente al crecimiento verde y la protección de los bosques para el Meta’, permite comparar al departamento con otras regiones del país y economías del mundo.

Con este documento, presentado en Villavicencio, se puede conocer cómo se encuentra el departamento en aspectos claves como emisiones de gases efecto invernadero, calidad del agua y del suelo, contaminación atmosférica y uso de energía, entre otros.

Jaramillo explicó que estas dimensiones dan cuenta de que tan sostenible es el actual desarrollo y brindan información a los tomadores de decisiones (gobernantes) para orientar sus políticas públicas y sus inversiones para atender esos requerimientos.

Aclaró que el Meta es uno de los departamentos de Colombia con una de las tasas más altas de deforestación, más de 48 mil hectáreas en 2018, y todos los actores coinciden en que es un tema fundamental y hay que detenerla y generar valor en los bosques.

Igualmente, recomiendan la adopción de energías renovables, a partir de biogás y otras fuentes de generación, así como la innovación para diversificar las áreas productivas y generar empleo. Este es uno de los productos que el GGGI le entrega al Meta como parte de la alianza que adelanta con el Gobierno nacional.