El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Transporte, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, entregó un balance satisfactorio tras llevarse a cabo el primer día de la reapertura de la vía principal entre Bogotá y Villavicencio, para vehículos de carga con peso igual o superior a las 3.4 toneladas.

“Tenemos un muy buen balance de la reapertura de la vía Bogotá-Villavicencio. Afortunadamente, los transportadores tuvieron un muy buen comportamiento, las autoridades de tránsito estuvieron listas y los dispositivos de seguridad funcionaron como lo teníamos previsto”, dijo el Viceministro Manuel Felipe Gutiérrez sobre el primer día de la reapertura de la vía Bogotá-Villavicencio para vehículos de carga.

Durante el transcurso de la jornada hubo un episodio de lluvia que causó el cierre parcial del kilómetro 58, tal como fue informado por los canales oficiales. “Tras el cese de la lluvia fueron revisadas las condiciones de la vía, se removió un material rocoso y nuevamente se procedió a la reapertura del corredor”, indicó el Viceministro Gutiérrez.

Una novedad importante que ya fue confirmada, y que se presentará desde este miércoles 18 de septiembre, es el paso de transporte público de pasajeros de categoría C (autobuses), que son los que tienen una capacidad mayor a 19 pasajeros.

“Desde mañana miércoles comenzarán a circular vehículos de transporte público de pasajeros. Inicialmente, serán buses de categoría C. Esperamos que la jornada de mañana transcurra como la de hoy”, agregó el Viceministro.

Además, el Ministerio de Transporte y la ANI informan que el paso por el km 58 de la vía Bogotá-Villavicencio estará habilitado, siempre y cuando el clima y las condiciones de seguridad lo permitan.

Lo anterior, en concordancia con un mandato fundamental en la reapertura de este importante corredor vial: la prioridad del Gobierno Nacional es preservar la vida de los usuarios que transitan por el corredor.

Sobre lo anterior, el Viceministro de Infraestructura reiteró el llamado a las personas que viven en la zona para que no pasen caminando por el kilómetro 58, ya que no existen bermas habilitadas para que transiten por allí, lo cual ponen en riesgo sus vidas.