El secretario Privado y Gobernador (e) del Meta, Eduardo González Pardo, en compañía del secretario de Derechos Humanos y Paz del departamento, Wilson Chavarro, lideraron la mesa de trabajo de la sentencia T- 188 de 2016.

La reunión tuvo como propósito dar cumplimiento al fallo del Tribunal Administrativo del Meta que concedió el amparo del derecho fundamental a la vivienda digna a 212 familias víctimas del conflicto armado y de extrema pobreza.

Estos hogares se encuentran en los asentamientos Villa Campestre 1 y Brisas del Valle, ubicados en la margen derecha de río Guatiquía, sector Covisán en Villavicencio.

La Gobernación del Meta ya reubicó con vivienda propia a 43 familias y el Secretario de Derechos Humanos y Paz convocará una unidad de trabajo conformada por diferentes instituciones que se desplazará hasta estos dos asentamientos, con el fin de iniciar un trabajo en campo, donde se censarán las que aún faltan por reubicación para dar pronto cumplimiento y respuesta a la sentencia.   

Participaron de la mesa de trabajo delegados de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a la Víctimas, Procuraduría, Gestión del Riesgo de Desastres del Meta y representantes de las víctimas.