En una gran confluencia de entidades públicas y de organizaciones privadas alrededor de la atención al ciudadano en territorio se han convertido las ferias de servicio que de manera permanente ha venido realizando Prosperidad Social, y con las cuales este año han atendido a 11.182 personas en 18 municipios del país.
 
Estas ferias, denominadas Un Día de Equidad, son espacios coordinados por la entidad, a través de la Dirección de Oferta Social, para fortalecer la gestión y el desempeño institucional en función del ciudadano, especialmente de aquel en condición de pobreza o vulnerabilidad, que no tiene las capacidades para desplazarse a las sedes administrativas de las dependencias y realizar consultas, trámites, elevar una petición, recibir una asesoría o resolver una situación con el Estado.
 
Con el acceso libre y coordinado a la oferta oficial, se busca facilitar la relación Estado-ciudadano, evitar costos de desplazamiento, pero especialmente, destrabar procesos que les permitan a las personas el goce de sus derechos en materia de educación, empleo, servicios de salud y vivienda, entre muchos otros.
 
«Para lograr la realización de estas ferias, hemos contado con el trabajo articulado de más de 50 entidades nacionales, departamentales y municipales, las cuales han desplazado equipo humano y tecnológico para cumplir con los compromisos de atención. Llegar a cada territorio, con la oferta del Estado, es una prioridad para nuestro Gobierno», afirmo la Directora de Prosperidad Social, Susana Correa Borrero.
 
Un Día de Equidad se ha desarrollado en Cauca, en Guapi; en Caldas, Manizales; en Bolívar, María La Baja; en Magdalena, Santa Marta; en Norte de Santander, Ocaña; en Caquetá, Curillo y en Sucre, Majagual.
En Chocó se han llevado a cabo en Rio Quito, Medio Atrato y Bojayá, con las cuales se da cumplimiento, en lo que respecta a Prosperidad Social, parcialmente, a la sentencia T-622 de 2016 de la Corte Constitucional en la cual se reconoce al río Atrato, su cuenca y afluentes como «una entidad sujeto de derechos a la protección, conservación, mantenimiento y restauración a cargo del Estado y las comunidades étnicas».
 
Entre tanto, en los dos departamentos donde se desarrolló el piloto de la Estrategia Unidos como son Córdoba y Nariño se han realizado en San Carlos, Tierralta, Cereté y Puerto Escondido, al igual que en Francisco Pizarro, Pasto, La Tola y Buesaco, respectivamente, en desarrollo del Auto 620 de 2017, que ordena la protección de las comunidades afro del Pacífico colombiano.
 
«Las ferias son parte de nuestra gran apuesta institucional definida como la Ruta para la superación de la pobreza extrema, mediante la cual se vincula a los colombianos más pobres a los programas sociales del Estado, en busca de la inclusión laboral, social y económica. A la fecha, ya hemos realizado 18 en 10 departamentos, las cuales han permitido que los asistentes accedan a 10.340 servicios y oportunidades», puntualizó Correa.