Funcionarios de la Electrificadora del Meta S.A. (EMSA) y de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), culminaron el fin de semana con la inscripción y matrícula, a estas entidades de las 1.000 familias adjudicatarias del proyecto de Viviendas de Interés Prioritario para Ahorradores (VIPA), dijo Felipe Suescún Torres, gerente de Villavivienda.

“Fueron dos jornadas cumplidas en el curso de la semana pasada, una en la Institución Educativa Luis Carlos Galán Sarmiento, de Ciudad Porfía y otra en la Institución Educativa Champagnat, de Pinares de Oriente, donde representantes de EMSA y EAAV explicaron la forma como estas familias quedaron inscritas y matriculadas, requisito indispensable para habitar las casas asignadas”, sostuvo.

Durante estas jornadas los adjudicatarios también estuvieron acompañados por el gerente  de Villavivienda, quien resolvió toda clase de inquietudes y les ilustró sobre el estado actual del proyecto habitacional, aclarando que las 1.000 viviendas ya les fueron asignadas y así figura en la citada cartera ministerial, razones por las cuales no deben tener la incertidumbre de que se las van a despojar, como se ha informado de manera malintencionada.

“Es una prueba más de la auténtica propiedad de sus casas y les queda garantizada la prestación de dichos servicios, los que comenzarán a pagar a partir de enero de 2020”, puntualizó Felipe Suescún Torres.

Lorena Velásquez, como varias de las 1.000 personas adjudicatarias, agradeció la invitación de que fue objeto para realizar la inscripción y matrícula y agradeció al gobierno Unidos Podemos, y a Villavivienda, por la labor realizada: “esta ha sido una gran bendición para mí y para mis hijos y considero que es el mejor regalo de navidad y de año nuevo que he recibido en mi vida”.