Un proyecto ambiental para la producción de abono orgánico con residuos sólidos de los alimentos procesados en el comedor escolar de su colegio, están desarrollando 54 estudiantes de décimo y undécimo grados y dos docentes de la Institución Educativa Apiay de Villavicencio.

“La iniciativa denominada ‘Programa de separación de residuos sólidos en la fuente de generación en la institución unidad educativa Apiay’, es el fruto de un proceso de observación e inquietud de profesores y jóvenes articulado con el SENA en el tema de manejo ambiental y del Proyecto Ambiental Escolar (PRAE).

“Con lo anterior se busca darle un manejo adecuado a los desechos producidos en el suministro del PAE y especialmente de la cocción de los almuerzos que se proporcionan diariamente a los estudiantes”, explicó Henry Herrera Otálvaro, rector del establecimiento educativo.

Los desechos son recogidos todos los días y llevados a la compostera (un predio aislado de las aulas de clases), donde mezclados con tierra y luego de varios días de la descomposición bioquímica se obtiene como resultado el abono orgánico.

Dicho producto se aplica a los cultivos de plátano y yuca implantados en la sede de Brisas del Guayuriba, en la sede de Pavitos para las plantas ornamentales, en el mariposario implementado en la sede de La Llanerita y en los jardines de la sede principal del colegio Apiay.

El proyecto ambiental orientado por los docentes Diana Carolina Santana del área de biología y Juan Sebastián Rubio de química, será presentado por la institución educativa en noviembre próximo como experiencia significativa en la Mesa Pública del Programa de Alimentación Escolar (PAE), iniciativa que ha tenido el fortalecimiento en este cuatrienio de la Alcaldía de Villavicencio y la Secretaría de Educación Municipal.



Fuente: Villavonoticias.com