Los animales, entre aves, mamíferos y reptiles, fueron incautados y rescatados por la Policía Nacional y agentes de control al tráfico ilegal de especies silvestres en el departamento del Meta, o entregados de forma voluntaria por sus tenedores.

Un total de 863 animales fueron recepcionados por Cormacarena en lo corrido del año, de los cuales 264 fueron dispuestos en el Centro de Atención y Valoración – CAV de Cormacarena en convenio con Corpometa – Bioparque los Ocarros, donde recibieron atención profesional especializada, laboratorio clínico, cuidado neonatal, recuperación y rehabilitación.

Posterior a la atención veterinaria, se logró que 564 animales alcanzaran su regreso a la libertad en predios identificados, seleccionados y visitados por Cormacarena a lo largo y ancho del departamento del Meta, involucrando así, reservas forestales de la sociedad civil y áreas de conservación declaradas del orden nacional y regional, garantizando con ello condiciones mínimas de conectividad del bosque, disponibilidad de alimento natural y condiciones ambientales, sociales y agroecológicas que permitan su supervivencia.

Así mismo, 249 individuos no lograron los estándares de valoración médico veterinaria, biológica y de comportamiento para su liberación, es por ello que fueron reubicados en predios identificados y seleccionados, de propiedad de fundaciones ambientales, zoológicos, fincas núcleo de reubicación, red de amigos de la fauna silvestre incluido el Bioparque Los Ocarros en su plan de colección, autorizado por  Cormacarena; esto  con el fin de proteger su vida, debido a que la mayoría fueron domesticados, y enseñados a hábitos humanos que les dificulta de manera drástica volver a la vida silvestre.

Cormacarena, invita a todos los metenses, propios y visitantes,  a conectarse con la biodiversidad, desarrollando actividades de defensa y conservación del patrimonio natural,  decir no a la caza ilegal,  rechazar el consumo de carne de monte y tener en cuenta que los animales silvestres no son mascotas, porque «En  tu casa, no  se sienten como en su casa».