Los habitantes del barrio Seis de Abril, después de largas luchas y solicitudes, están a punto de contar con el servicio de alcantarillado y sacar las aguas de sus calles.