El 15 de enero de 2018 ocurrió el siniestro y pese a los reclamos nadie responde.

La Fiscalía ha reportado que las investigaciones aún están en curso basadas en los análisis ya incorporados al expediente.

Por su parte el vicepresidente ejecutivo de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) Carlos García reconoció que no se ha iniciado la reconstrucción del puente y en el sitio sobre sobreviven los escombros como testimonio de la tragedia.

Dujo que la demora con los estudios y diseños del puente obedece a que cuando se contrató la doble calzada tramo 2 (de la cual hace parte esa obra) regía una norma de 1995 para construcción de puentes, pero en 2014 se adoptó un nuevo código.

Según el funcionario, para finales de marzo se conocerá el resultado de estos estudios y entonces se podrá determinar cuál es el costo del nuevo puente, incluyendo obras de cimentación y eventualmente obras de estabilidad sobre la ladera.

Entre tanto, el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, dijo que “no queremos una obra de arte, queremos es comunicación, no importa si es puente atirantado u otro modelo. Esta vía es la vida del Llano”.

Twitter: @notillano  Web: notillano.com Villar