Como una estrategia que buscaba promover una cultura de alimentación adecuada y saludable en donde se pretende además mejorar los hábitos alimentarios, se implementó el programa ‘Trueque Nutritivo’, el cual tuvo una duración de tres meses en los que se adelantaron 40 jornadas en cinco municipios del Meta.

Según Luz Edith Marulanda, gerente de la iniciativa, a través de la recuperación de residuos sólidos se buscaba no solamente contribuir al cuidado del medio ambiente sino también beneficiar a personas de sectores vulnerables intercambiando material reutilizable como cartón, chatarra, vidrio, frascos plásticos (pet) y aluminio, por alimentos frescos y saludables con alto valor nutricional, la mayoría de ellos producidos en la región.

Acacías, San Martín, Granada, Cumaral y Villavicencio fueron los municipios beneficiados donde fue un éxito rotundo la implementación la estrategia que dejó el siguiente balance:

La sensibilización y socialización hacia un ambiente y vida sana, intercambio, charlas con la comunidad, talleres de preparación de alimentos, agricultura urbana, entrega de semillas de cinco especies de legumbres y hortalizas, seguimiento, evaluación, entre otras, hicieron parte del proceso en el que ganaron las personas beneficiadas y el medio ambiente.

“El Gobierno de las Oportunidades demuestra su compromiso por cumplir la política de Seguridad Alimentaria y disminuir los casos de desnutrición y pobreza extrema. Con menos hicimos más”, puntualizó la funcionaria.