Las familias de más de 900 viviendas del casco urbano de San Carlos de Guaroa ya se benefician con la planta de tratamiento de agua potable que fue inaugurada este fin de semana por la gobernadora Marcela Amaya; el gerente de la Empresa de Servicios Públicos del Meta (Edesa), Orlando Guzmán Virgüez, y el alcalde local Ronald Lozano.

Esta obra contó con una inversión de 4.300 millones de pesos y consta de un tanque de almacenamiento de 330 metros cúbicos y un pozo profundo perforado, por lo que suministra diez litros por segundo de agua potable.

Posteriormente, inauguraron una segunda planta que beneficia a hogares rurales, ubicada en el centro poblado de Surimena y que contó una inversión de 1.300 millones de pesos. Consta de un tanque de almacenamiento de 330 metros cúbicos, pozo profundo perforado y suministra 12 litros por segundo de agua potable.

Además, en su recorrido por el municipio, la mandataria metense, en compañía del gerente de la Agencia para la Infraestructura del Meta (AIM), Julián Osorio, entregaron el mejoramiento de la vía que conduce desde el centro poblado de Surimena hasta la vía principal de San Carlos de Guaroa.

Esta obra vial de ocho kilómetros 700 metros de extensión, contó con una intervención de 13.650 millones de pesos, beneficia a más de 9.500 personas y generó 95 empleos directos e indirectos en este municipio.