En estos días, comunidad y guardaparques del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo, han observado un bello y único espectáculo protagonizado por la denominada Ballena de Aleta ‘Balaenoptera physalus’, la segunda de mayor tamaño en el mundo.

Según personas de la comunidad del Archipiélago de San Bernardo (Islote y Mucura), jamás en la historia del Parque Nacional habían visto o reportado la presencia de un individuo de esta especie, razón por la cuál, es tan importante registrar este hecho, más porque estas ballenas son de distribución cosmopolita, es decir, que se encuentran en todos los océanos y no es atípica su presencia en el mar caribe.

Desde el avistamiento de este gran mamifero, los funcionarios del Parque con apoyo de otras instituciones expertas en el tema, han estado monitoreando sus movimientos para verificar que se ubique en zonas profundas y evitar que se encaye, así como para prestar asistencia al ejemplar.

Parques Nacionales recomienda a los visitantes del área protegida evitar acosar a este ejemplar para no causarle estrés y permitir su paso tranquilo por el Caribe.