En una paciente pero contundente operación, las autoridades lograron desarticular una poderosa banda dedicada a comercializar lotería ilegal en el Meta, Cundinamarca y Tolima.