El mandatario había sido suspendido por tres meses en primera instancia por la Procuraduría Provincial de Villavicencio, pero apeló logrando que en segunda instancia se la redujeran a tan solo 30 días.

El Alcalde, Urrea, fue sancionado por haber declarado insubsistente a una funcionaria sin ninguna argumentación y motivación jurídica.

Ella demandó y tuvo que ser reintegrada al cargo y le pagaron el tiempo que estuvo por fuera de la administración.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (S)