El alcalde Wilmar Barbosa Rozo, en compañía de la gobernadora del Meta,  Marcela Amaya, hizo entrega ayer lunes de las instalaciones del Centro de Atención Especializada  y de Internamiento Preventivo de Menores Infractores de Villavicencio, uno de los más modernos del país.

El proyecto, ubicado en la vía a Acacías y que tuvo una inversión superior a los 1.200 millones de pesos, contará con espacios para que funcionarios de la Fiscalía, el ICBF y Jueces de Familia entre otros, puedan atender los casos que llegan a diario y que requieren un tratamiento especial de acuerdo a la Ley de Infancia y Adolescencia.

Durante el acto de entrega de las instalaciones, el mandatario local resaltó el trabajo en equipo entre la Gobernación del  Meta, la Alcaldía de Villavicencio y las demás entidades del orden nacional que permitió la materialización del proyecto, que hoy se puede convertir en un ejemplo para otras regiones del país.

“Hemos desarrollado una articulación que gracias a la dinámica generada por cada una de las partes nos permite cumplir con otro de los compromisos de gobierno. Asignamos recursos para la dotación del centro y eso garantiza su operatividad”, dijo Barbosa Rozo.

El alcalde de los villavicenses explicó que una vez se establezca qué entidad será la responsable de asumir los gastos de funcionamiento, el centro entrará en operación y podrá recibir a los menores infractores.